Reseña Película: Cobra (1986)

cobra

Tïtulo original: Cobra

Año:
1986

Director:
George P. Cosmatos

Guión:
Paula Gosling, Sylvester Stallone

Con:
Sylvester Stallone, Brigitte Nielsen, Reni Santoni, Brian Thompson, Art LaFleur, David Rasche

Duración:
87 min.

Grado:
4/10

Reseña:
Hugo C

Hola amigos, sigo atacando la pila de reseñas atrasadas, hoy con un clásico del cine de los 80. Digo “clásico”, en el sentido de que Cobra (1986) es una de las películas que uno recuerda e identifica inmediatamente con la década en cuestión, pero de ninguna manera estamos hablando de una joya inigualable del séptimo arte, ¿estamos? La película toma elementos de dos películas de Clint Eastwood: Dirty Harry (1971) y The Gauntlet (1977).

Screenshot (503)

En cuanto al casting, Cobra tiene dos actores reciclados de la primera película de la serie de Harry el Sucio: Reni Santoni y Andrew Robinson. Este último era en esa película el francotirador Scorpio, que mataba civiles al azar con su rifle y pedía un cuantioso rescate al ayuntamiento. Santoni era el sufrido compañero de Harry Callahan. Quince años más tarde, tenemos a ambos haciendo de policías.

Screenshot (509)

Cobra recicla también la idea básica de esa película: la del policía recio y de gatillo fácil que se carga a cuanto malviviente se cruce en su camino. Eso sí, a diferencia de Clint Eastwood, Stallone no usa corbata. También reutiliza la premisa de The Gauntlet, en la que Eastwood tiene que proteger a Sondra Locke para que llegue intacta a los tribunales para dar testimonio. Spoiler: no llega del todo intacta, ya que Eastwood le asesta unos cuantos besos. The Gauntlet se volvió a hacer en 2006 con el título de 16 Blocks, con Bruce Willis protegiendo a Mos Def, aunque esta vez sin darle ni siquiera un piquito.

Screenshot (513)

Y por supuesto, tenemos a Brigitte Nielsen, la femme fatale del momento, que supo tener su cuarto de hora (o más bien, sus cinco minutos) de fama gracias a haber estado casada con Stallone y a los rumores sobre las causas de su eventual divorcio. Además de Cobra, Nielsen aparece en Rocky IV (1985) como la espósa de Drago. Sus otras películas más conocidas son Red Sonja (1985) y Beverly Hills Cop II (1987). Tic, tac, tic, tac…

Screenshot (504)

El protagonista se llama Marion Cobretti. Sí, Marion y no Mario, como homenaje a John Wayne, que en la vida real se llamaba Marion Robert Morrison, a los 10 años de su fallecimiento. La estética de la película es extremadamente ochentosa, y la cinta es una cápsula del tiempo de esa década. Por ejemplo…

La secuencia final transcurre en una de esas fábricas en las que se fabrica fuego y humo, tan frecuentes en las películas de la época.

Screenshot (502)

La música incidental es de Sylvester LeVay, el mismo compositor del tema icónico de la serie Airwolf. También hay algunos temas pop por acá y por allá, puestos para darle a la película un aire de videoclip similar al de Miami Vice, la serie del momento.

El fotógrafo amigo de Nielsen es interpretado por David Rasche, quien por esos años se haría famoso con la serie Sledge Hammer!, en la que interpretaría una versión paródica de Harry el Sucio.

Screenshot (506)

¿Es buena, es mala? Es kitsch. Si me levanto de buen humor, digo que es clase B; si me levanto de malas, digo que es clase Z, o a lo mucho un telefilme mediocre. Se deja ver si uno tiene expectativas extremadamente bajas y es un completista de Stallone.

Normalmente suelo tener un poco más de consideración con este tipo de películas, ya que, a pesar de ser malas y/o trilladas, me entretienen. No es éste el caso, a pesar de que hay alguna que otra escena de lucha y una persecución que sin duda inspiraría en parte la parodia de Schwarzenegger en Last Action Hero (1994). Me temo que se trata de una de esas películas que uno recuerda con más cariño del necesario, simplemente porque cuando la vimos en el cine éramos jóvenes y teníamos más pelo que hoy.

Screenshot (514)

Por último, recordarán que en la reseña de Beverly Hills Cop (1984) mencioné que en un principio esa película iba a ser protagonizada por Stallone. El tipo, que no daba puntada sin hilo, había echado una mano en el guión, y terminó reciclando algunas de sus ideas –que finalmente no se usaron– para esta película. Nada se pierde, amigos.

Más reseñas en su índice.

¿Te animás a escribir una reseña para el blog?

Un tutorial para escribir reseñas.