Reseña Cómic: Incognito

1

Título original: Incognito
Editorial: Icon
Año: 2008
Guion: Ed Brubaker
Dibujo: Sean Phillips
Grado: 7/10
Reseña: Hugo C

Poniendo orden en mis cómics encuentro uno de Ed Brubaker que tengo en mi colección desde hace años. Como de costumbre, se trata de la edición original estadounidense, en este caso, la que editó la Casa de las Ideas a través de su sello Icon hace ya casi década y media.

Zack Andersen es un empleado de poca monta en una oficina cualquiera. Se encarga de archivar el papeleo –algo cada vez más innecesario en esta época digital– y atender los teléfonos. Odia su trabajo pero aún así trata de mantener un perfil bajo, bajísimo y sórdido, en una vida que no es la suya.

page_19

Es que Zack, en su vida anterior, era un supervillano, uno de los sanguinarios gemelos Overkill, a sueldo de la Muerte Negra. Su carrera terminó cuando su jefe, que no se anda con chiquitas, ordenó su ejecución y la de su hermano Xander. Los federales le salvaron la vida y lo pusieron en el programa de Protección de Testigos a cambio de su testimonio. Xander no tuvo tanta suerte.

La Muerte Negra terminó en la cárcel, privado de sus superpoderes pero manejando su organización tras las rejas.

page_10

En cuanto a Zack, el S.O.S. –que vendría a ser algo así como S.H.I.E.L.D., pero sin problemas de copyright– lo mantiene sin poderes con una medicación especial, pero hete aquí que al comenzar nuestra historia acaba de descubrir que las drogas que recientemente ha comenzado a consumir para aliviar su aburrimiento de algún modo cancelan el efecto de la medicación del gobierno. Y ahora que sus poderes han vuelto, el tipo no tiene mejor idea que ponerse un antifaz y salir de noche a repartir tortas. (No, no se pone a hacer delivery. Hablo de repartir tortas al estilo Ben Grimm.)

Nótese: no se trata de robar bancos o cometer crimen alguno, sino de aprovechar la más mínima ocasión para golpear, zarandear, mutilar o incluso lisa y llanamente asesinar a cuanto indeseable se cruce en su camino. Ya sea que Zack tropiece con un grupito de violadores a punto de someter a su víctima, un asaltante que intenta despojar a un viejito o simplemente alguien que cruce la calle lejos de la senda peatonal, podemos dar por descontado que tendrá lugar una confrontación con previsibles y sangrientos resultados.

page_8

Todo este alboroto llama la atención de las fuerzas del orden, y no sólo los federales tratarán de echarle el guante, sino que su antiguo jefe, que no sólo controla todo desde la prisión sino que tiene un infiltrado en el S.O.S., se entera de que Zack no ha muerto y decide corregir esa situación. Para peor, uno de sus compañeros de oficina descubre su verdadera identidad, y lo extorsiona para que lo ayude en su plan para robar un banco.

Por supuesto que la cosa termina mal para el compañerito, pero no del modo en que uno piensa que van a darse los acontecimientos. Y, más allá de esa molestia, Zack tendrá aún que lidiar con los del S.O.S., con la Muerte Negra e incluso con la ex novia de su hermano.

page_19k

Incognito tiene guión de Ed Brubaker, el creador de Criminal, y es una lectura entretenida que mezcla el policial negro con el cómic de superhéroes sin que se noten demasiado las costuras. A diferencia de otros cómics, que estiran las cosas y parecen ser escritos pensando en el tomo recopílatorio, en cada entrega de Incognito suceden muchas cosas y la historia avanza inexorable.

page_17

Los dibujos de Sean Phillips tienen la calidad técnica y la expresividad de siempre que cruza a Alex Toth con José Ortiz, aunque esta vez sin demasiadas sutilezas, tal vez a causa del color por momentos estridente de Val Staples, que sin embargo consigue no desentonar con ninguno de los dos mundos que se entrecruzan en este cómic.

page_11

¿Me gustó? Lo suficiente. La única cosa que me hizo un poquititín de ruido son los nombres de algunos personajes: Zack Overkill, Ava Destruction, Zoe Zeppelin. Me parecen demasiado ridículos, incluso para un cómic de superhéroes, pero tal vez ése sea precisamente el punto que quiere marcar el autor. Como sea, Incognito es una lectura amena y recomendable que sirve de introducción a los cómics de Ed Brubaker.

En el blog:

Más reseñas en su índice.

¿Te animás a escribir una reseña para el blog?

Un tutorial para escribir reseñas.